Código ético de Tripsteri

Viajar tiene un coste medioambiental; lo sabemos. A pesar de ello, la gente seguirá viajando, y una clase media cada vez más numerosa seguirá aumentando la presión a la que somete a sus destinos preferidos. No obstante, las tribus viajeras del futuro no se constituirán en torno a edades o nacionalidades, sino en torno a valores*. Y con algo de ayuda (de Tripsteri), estos valores se pueden utilizar para maximizar las ventajas socioculturales y económicas y para reducir al mínimo el impacto en los destinos. Tripsteri quiere ser la punta de lanza del turismo de valores y ponérselo fácil al viajero para respetar la cultura local y el medio ambiente.

El contenido de nuestras guías Tripsteri es honesto y contrastado, y las historias que contamos arraigan en lo más profundo de las distintas comunidades que visitamos: alejándonos de la masa, promocionando los productos locales y asegurándonos de poner fácil el acceso a las opciones más saludables. No dejamos de incluir los sitios populares e importantes para comprender la herencia local, pero invitamos a visitarlos a pie o en bici, o cuanto menos en transporte público. Estamos convencidos de que el mundo no cambiará a base de sermones y prohibiciones, y creemos que la gente es capaz de elegir con buen criterio si se lo ponemos fácil y divertido. Por eso invertimos en nuevas tecnologías, como audioguías, fotos de 360 grados y elementos de realidad virtual que permitan a la gente hacer turismo incluso desde el sofá. De modo que si te gusta viajar, ¡hazlo con nosotros!

La sostenibilidad se alcanza por medio de elecciones responsables, incluso las más humildes.

Tripsteri, además, promueve la igualdad y la no discriminación al viajar. Todos los redactores de Tripsteri suscriben nuestro código ético.

Nuestro código ético

Todas nuestras recomendaciones cumplen uno o más aspectos de los que señala nuestra brújula ética.

  • Promocionamos destinos respetuosos con las minorías y prestamos atención a las necesidades de grupos desfavorecidos y en riesgo de exclusión.
  • Promovemos el uso del transporte público y los desplazamientos a pie o en bicicleta.
  • Promocionamos rutas en las que el impacto ambiental sea mínimo: por ejemplo, a pie o en bicicleta.
  • Tratamos de incluir lugares que permitan el acceso en silla de ruedas.
  • Promocionamos la estancia en pequeños hoteles de propiedad local.
  • Promocionamos alojamientos que implementen prácticas sostenibles y ecológicas.
  • Promocionamos cafés y restaurantes de pequeños emprendedores locales.
  • Promocionamos cafés y restaurantes que ofrezcan productos locales y de temporada, así como alternativas vegetarianas, veganas, sin gluten y sin lácteos.
  • No recomendamos visitas ni experiencias que empleen mano de obra infantil, que fomenten o condonen el maltrato animal, o que sean perjudiciales para la naturaleza.
  • Advertimos sobre los lugares excesivamente concurridos. Las aglomeraciones pueden llegar a congestionar la comunidad local y erosionar un entorno natural o un monumento histórico.
  • Promocionamos tiendas regentadas por emprendedores locales, así como las que venden productos y objetos producidos localmente.
  • Promocionamos negocios de perfil ético y responsable.

Con Tripsteri, las elecciones responsables son fáciles y divertidas: disfruta del viaje sin dejar de respetar la cultura, la vida y la naturaleza del lugar.